Milani preso – 17 de febrero 2017

El general César Milani, el preferido de Cristina, el amigo de Hebe de Bonafini y el socio de Guillermo Moreno fue detenido en La Rioja. El juez federal Daniel Herrera Piedrabuena lo mandó a la cárcel inmediatamente después de  que se negara a prestar declaración indagatoria y de haber dormido en un hotel de 5 estrellas. Hubo emoción y alegría entre los que pedían verdad, juicio, castigo y condena. Graciela, la hermana del soldado desaparecido Agapito Ledo dijo que esto era “una luz de esperanza”.

Milani está preso porque el magistrado considera que el militar formó parte de los grupos de tareas del terrorismo de estado que secuestraron a un padre y a su hijo, llamados Pedro y Ramón Olivera y además por la detención ilegal de Verónica Matta. Pero esta no es la única mala noticia para Milani. También está procesado por enriquecimiento ilícito.

El juez Daniel Rafecas, en un escrito de más de 500 páginas, precisó que el militar no puede justificar el origen del dinero que utilizó para comprar una mansión de 1.150 metros cuadrados en el barrio de La Horqueta.

Estas noticias son presentes griegos para Cristina que pasado mañana cumple 63 años. Son una granada al corazón del relato cristinista cuyas esquirlas explican la relación de quien fuera el máximo espía uniformado con la dictadura y varios personajes tenebrosos del terrorismo de estado.

El juez Rafecas también embargó a Milani por 5 millones de pesos. Se trata de un magistrado que le hizo varios favores importantes al gobierno anterior y por eso está en la mira en el Consejo de la Magistratura.

Milani hizo dibujos contables tan truchos que hacen dudar hasta de su capacidad profesional en el mundo de la inteligencia y el espionaje. Todas las mentiras que utilizó para justificar su patrimonio fueron fácilmente descubiertas.

Para empezar simuló de una manera grosera un préstamo de 200 mil dólares que le hizo su gran amigo, el capitán retirado Eduardo Enrique Barreiro.

Que Milani se enriqueció en forma ilícita no tengo dudas. Parece que la justicia tampoco. Pero yo quiero poner el foco en otro lado. Porque Milani fue elevado a la categoría de general nacional y popular, casi un libertador bolivariano y chavista por parte de Cristina. Lo defendieron como si se tratara de San Martin frente a rigurosas acusaciones tanto del periodismo independiente como de algunos organismos de derechos humanos.

Y digo algunos organismos de derechos humanos porque otros como el que encabeza Hebe de Bonafini también sobreactuaron y compraron ese buzón negro creyendo que era rojo. La presidenta de las Madres de  Plaza de Mayo se cansó de elogiarlo y le dedicó la tapa a una entrevista que le hizo para la revista de la agrupación. Así como en su momento endiosó a Sergio Schocklender pese a las advertencias de la gente que la quería, Bonafini se abrazó a Milani como si fuera un Hugo Chávez criollo. Y no quiso escuchar nada ni a nadie.

Ni siquiera a Marcela Brizuela de Ledo, la madre de plaza de mayo de la Rioja que acusaba a Milani de la desaparición de su hijo, el soldado Agapito Ledo.

Pero para Hebe, todo era una operación de Clarín. Su fanatismo la lleva una y otra vez a negar lo evidente. Que Néstor y Cristina fueron grandes corruptos, que Sergio Schocklender hizo sus negociados y que Milani fue un violador de los derechos humanos y un ladrón.

El conscripto Ledo era asistente personal de Milani en Tucumán. Un día desapareció y nunca más se  su supo nada. Milani firmó un certificado de que Ledo había desertado. Los compañeros de Ledo lo desmintieron terminantemente. Hay una investigación en Tucumán que Milani viene gambeteando y postergando con chicanas legales. Pero pronto tendrá que ir a declarar. ¿Lo llevarán esposado a Tucumán? Quien era su superior, Eduardo Sanguinetti, un sanguinario capitán está preso desde hace casi 4 años por este y otros casos.

Tiempo atrás, un ex diputado tucumano presentó pruebas  de las extrañas muerte de 3 soldados más en situaciones similares.

Como si esto fuera poco, Milani apareció en el Nunca Más riojano en operativos de secuestros a los Olivera y otros por los que ahora está entre rejas.

Lo más triste es que Bonafini dijo que todo era un invento de Lanata para ensuciar a Cristina.

Pero hay otras cosas igualmente graves.

El capitán Eduardo Enrique Barreiro también fue procesado y embargado por ser partícipe necesario de la estafa de Milani. Fue su cómplice porque jamás le prestó los 200 mil dólares que, según ellos, era para comprar la casona de La Horqueta. Fue todo una mentira. Pero eso demuestra la gran amistad de Barreiro con el general emancipador de Milani. ¿Quién es Barreiro? Está preso porque fue condenado dos veces a prisión perpetua por graves violaciones a los derechos humanos. El ex integrante del Batallón 601 de Comunicaciones de City Bell y otros integrantes de un grupo de tareas asesinaron a un matrimonio y secuestraron a sus tres hijos. La nena más grande de 12 años fue torturada durante 3 meses en el Regimiento de La Tablada y luego en el campo de concentración El Vesubio.

Este criminal de estado es uno de los mejores amigos del “progresista” Milani. ¿Raro no? Pero esto no es todo. Milani fingió que Barreiro le prestó 200 mil dólares pero además truchó un documento para hacer aparecer como que le había vendido su departamento de la calle Moldes. ¿A quién le compró esa propiedad el general libertario Milani?  A otro amigo que conoció en La Rioja, el comodoro Luis Fernando Estrella, un verdadero fascista en todo el sentido de la palabra fascista. Fue condenado por haberse levantado en armas contra la democracia en tres ocasiones. Un golpista de alma. Hecho y derecho. Hecho y ultraderecho, mejor dicho. Dos veces contra Isabel Perón, en una como jefe del estado mayor del brigadier Jesus Capellini en lo que fue el primer paso del golpe de Videla. Y otra vez acompañando a los carapintadas de Seineldín. Estrella, fanático de la Falange de Fe fue amigo del nazi criollo Ramón Camps y conoció a Milani cuando era el jefe de la base aérea de Chamical en La Rioja. A él le compró el departamento de la calle Moldes que luego dice que vendió pero no vendió a Barreiro. Todos criminales de lesa humanidad.

Y hay algo para seguir investigando: Su gran amistad con el coronel Marcelo Oscar Granitto, quien atentó contra la democracia en el levantamiento de Seineldín y se auto proclamaba como una suerte de justiciero para terminar con todo vestigio de marxismo en la Argentina. Un energúmeno que calificaba de esa manera a periodistas democráticos, a La Coordinadora del radicalismo o al peronismo renovador de entonces.

Ya son demasiados los amigos del general César Milani que en su momento hubieran matado sin problemas a Cristina y a Hebe de Bonafini.

No puedo decir lo mismo de su actual socio comercial, Guillermo Moreno. En aquellos tiempos militaba en la derecha dura del peronismo enfrentada a los Montoneros. Por lo tanto aquel Moreno y aquel Milani tenían el mismo enemigo. Hoy tienen un par de negocios para comercializar salchichas y Moreno empuja a Milani para que sea candidato del peronismo. Milani representa la máxima claudicación del kirchnerismo en el tema de los derechos humanos.

El teniente general don Cesar Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani, un comando en inteligencia, hoy es empresario en chacinados y embutidos. Tal vez haya encontrado su lugar en el mundo justo unos meses antes de que la justicia lo condene a la cárcel. Por ladrón y por golpista. A pesar de sus amigas Cristina y Hebe que no saben no contestan y miran para otro lado.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Fariña en peligro – 16 de febrero 2017

Hay que cuidar a Leonardo Fariña. Si apareciera muerto este delincuente arrepentido que funciona como testigo protegido sería casi tan grave como la muerte del fiscal Alberto Nisman.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, de quien depende la custodia y el cuidado de Fariña, debe ser muy consciente de esto. Fariña es un ser despreciable pero la democracia argentina y la justicia lo necesitan vivo para que siga prendiendo el ventilador y denunciando los hechos de corrupción de estado que vincularon mafiosamente a las familia Báez y Kirchner. Sería un terremoto institucional si Leo Fariña fuera asesinado. Lo digo porque su auto y su custodia fueron el eje de un episodio sumamente sospechoso. Fariña estaba comienzo una pizza con un amigo en un departamento de Parque Chacabuco y de pronto se produjo una lluvia de balas. Algunos dicen que hubo 30 disparos y otras fuentes aseguran que fueron 100 detonaciones. Fue un enfrentamiento entre los agentes de seguridad especiales que deben mantener vivito y coleando a Fariña y un grupo comando que, al parecer, en principio, quiso robar el auto de Fariña. Pero todo es muy confuso. Es raro que para robar un auto al boleo haya tantos atacantes. Incluso algunos vecinos dicen que había varias motos de apoyo. Es insólito que se prendan en un toma y daca de balas pese a que los atacantes comprueban que hay fuerzas de seguridad expertas del otro lado. Y del otro lado estaba el grupo Albatros, una formación de elite de la Prefectura Naval Argentina. Tanto fue así que no de los delincuentes fue abatido en plena calle Zuviría. Uno de los prefectos fue herido levemente y por suerte ya fue dado de alta.

Va a ser muy importante conocer la identidad del atacante muerto. Porque eso nos puede dar un indicio de si fue un robo común, de los cientos que asolan esta sociedad, o fue un intento de asesinar o de intimidar a Leonardo Fariña que ya padeció otros episodios extraños. Un tiroteo sobre su auto estacionado. Un grito de alguien que pasaba que les gritó “cuida bien a Fariña”.

Hay que cuidarlo como oro. Porque para la investigación de la megacorrupcion kirchnerista vale oro. Es el primer testigo arrepentido de la democracia que declara en la causa más importante de lavado de la  historia argentina. Y hay que decir que todos los datos que aportó se fueron confirmando rigurosamente. Es decir que ahora no miente. Lo que pasa es que quiere que le bajen la pena. Ese es el objetivo de haberse arrepentido. Confiesa que participó de la banda delictiva pero aporta datos para esclarecer los hechos a cambio de una reducción de la pena.

Fariña ya estuvo preso, y la pasó muy mal. Probó dos años la amarga medicina de estar en los pabellones con todo tipo de pistoleros y malandras que lo miraban con un odio particular. Es que Fariña para los presos comunes en un nenito muy especial. Contador público, pintón con su barba rala y su colita en el pelo, un tipo lo que se dice cool. Si a esto le sumamos que estuvo casado con la voluptuosa modelo Karina Jelinek y tuvo una boda digna de un jeque árabe, son suficientes motivos para que los internos lo miren como una mezcla de envidia y sapo de otro pozo.

Podemos decir como decía Karina: “Lo dejo a tu criterio”. Pero Fariña, es un valijero de lujo, un experto en bicicletas y truchadas financieras fue junto a Federico Elaskar fue el que manejó parte de las finanzas de Cristina que estaban en manos de Lázaro. De hecho Fariña y Elaskar le cuentan a Jorge Lanata y a Nicolás Wiñazky toda la verdad de “La Rosadita” porque Báez y su banda le arrebatan la propiedad de esa financiera llamada SGI. Fue lo que en la jerga policial se llama mexicaneada, es decir cuando los ladrones se roban entre ellos parte del botín. Por eso estalla todo y deciden contarle todo a Lanata por televisión. Pero después los amenazan de tal manera que los muchachos se asustaron y recularon en chancletas. Fueron a otros programas de TV y desmintieron lo que dijeron con aquella frase histórica: “Lanata quería ficción y le dí ficción”. Después Fariña estuvo preso dos años por otra causa de evasión y ahí decidió que su única salvación era decir la verdad y pedir una reducción de la pena. La primera vez declaró durante más de 11 horas. Contó todo con lujo de detalles, con números de cuenta, con precisiones de calendarios y domicilios, y eso produjo un avance notable en la investigación conocida como “La ruta del dinero K”. La operación más burda fue transferir 55 millones de euros sucios de las coimas a las guaridas fiscales. Y la más grosera y pornográfica de las situaciones fueron las filmaciones que se vieron de la rosadita, esa cueva del poder donde contaban dinero con máquinas, fumaban habanos y tomaban whisky como los grandes ladrones de las películas. Pero todo era cierto y por eso Lázaro Báez está preso. Y varios de sus cómplices también.

Hay que cuidar al testigo en peligro. Para que otros personajes se arrepientan y colaboren con la búsqueda de la verdad y para que Cristina y su entorno tengan juicio, castigo y condena y devuelvan todo lo que se robaron por la ley de extinción de dominio que ya va a venir.

Parte de los datos que aportó Fariña fueron claves para procesar a Cristina en la causa por las coimas y sobreprecios  en las obras públicas.

Fariña es muy difícil de proteger porque es un personaje mediático que hasta generó tendencia con su look malandra ganador. Dijo una vez: “Me subí a una Ferrari y pensé que era Dios”.

Tiene otra causa por la compra en efectivo de un campo en Mendoza por cinco millones de dólares, con billetes físicos como el mismo decía. Los pagó a nombre de Lázaro.

Fariña sabe mucho y por eso hay que cuidarlo mucho. Hay que reforzar su seguridad. Fortalecer su custodia. Dotarlos de la mejor tecnología. No podemos permitir que Fariña muera porque mueren una parte de los testimonios fundamentales de la investigación. Cuando él habló comenzó la etapa Fariña del Kirchnerismo. El último eslabón de la cadena de estafas, coimas y enriquecimiento ilícito desde el estado mediante una asociación ilícita.

Leonardo Fariña fue solo la punta del ovillo. Pero tuvo las dosis de frivolidad y ansiedad por aparecer en los medios suficientes como para dejar todas sus huellas digitales en los expedientes sucios del dinero negro. Esta es la importancia de Fariña que fue detenido, igual que Al Capone, apenas por un tema de evasión impositiva.

Santa Cruz es la provincia donde nació el kirchnerismo y la tierra de los milagros económicos. Exitosos abogados que nunca ganaron un juicio se hacen rápidamente millonarios. Y modestos cajeros del banco provincial como Lázaro por arte de magia se transforman en verdaderos potentados dueños de las mayores fortunas de la Argentina. ¿Será la famosa movilidad social ascendente?

Todos se fueron  vivir a Puerto Madero. Es como una confesión de partes. Fariña es la etapa más menemista del kirchnerismo. Fariña cumple y Karina Jelinek dignifica. Y no lo dejo a tu criterio.

De la Rosadita a la Rosada. De la libertad a la cárcel. Cuiden a Fariña. Es como cuidar la verdad.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Macri debe retroceder – 15 de febrero 2017

Los problemas del presidente Mauricio Macri son por ausencia de política. Es una actividad que muchos de los que integran su gobierno no valoran o directamente desprecian. Por eso y por la consecuente falta de comunicación, el presidente Macri comete errores no forzados por los que tiene que pagar un innecesario y alto costo político. No es el único, pero el caso más claro es el del Correo que ahora mismo se está desarrollando y donde el oficialismo corre detrás de los acontecimientos porque le ganaron la iniciativa y tiene que dar explicaciones tarde y mal a Dios y María Santísima.

A esta altura los opositores de todos los palos lograron instalar que en el acuerdo del gobierno de Mauricio Macri con el Correo de Franco Macri hubo aspectos oscuros, licuación de pasivos, privilegios inadmisibles y un gran perjuicio para el estado originado en un claro conflicto de intereses.

No estoy diciendo que esto sea totalmente cierto. Digo que la torpeza, la falta de cintura y experiencia y la subestimación de la política, permitió que esto ocurriera. Ahora ya es tarde para lágrimas y todas las iniciativas que impulsan caen en saco roto y fracasan. El gobierno se metió solito en estas arenas movedizas: mientras más se mueve, más se entierra.

Ayer, Marcos Peña, el jefe de gabinete, anunció en conferencia de prensa como gran solución que el presidente le pedía a la Auditoría General de la Nación que tomara cartas en el asunto ahora mismo y no dentro de un tiempo como suele ser su costumbre. La Auditoria de inmediato rechazó ese pedido. Elemental Watson. La Auditoría no responde ni a órdenes ni a solicitudes del Poder Ejecutivo. Solo responde al Congreso. Pregunta: ¿Antes de anunciar semejante cosa, nadie habló con Oscar Lamberto para asegurarse una respuesta positiva y no dejar al presidente desairado? ¿No piensan dos o tres jugadas de ajedrez hacia adelante? ¿No analizan los  comportamientos de los distintos sectores involucrados en cada decisión que toman?

Ahora no tienen otro camino que retirar el acuerdo y dejarlo caer. Empezar de cero. Una vez más deben reconocer el error y dar marcha atrás. Es cierto que se trata de proyecto de acuerdo que todavía debe ser homologado por la justicia. Con más razón entonces. Retirar un proyecto es menos doloroso que retirar un acuerdo. Pero es la única manera de desinflar este globo que infló la oposición pero el globo lo puso el gobierno con su impericia e ingenuidad.

Porque nadie cree que se trate de un intento de corrupción de Macri. Pero esta tarde zafó de un intento de interpelación en el Congreso pedido por los opositores más duros.

Ahora dicen que Juan Pedro Zoni, el fiscal que imputó al presidente Macri y al ministro Aguad es de La Cámpora y de Justicia Legítima y que fue designado en forma ilegítima por Alejandra Gils Carbó. Tarde piaste. Insisto. Los cristinistas que defienden al gobierno más corrupto y autoritario de la historia, siempre van a hacer este tipo de operaciones o intentos de esmerilar la figura presidencial. Tratan de instalar que todos son lo mismo. Que el colosal enriquecimiento y robo de la familia Kirchner se puede equiparar a este error político. Pero, el gobierno, ¿Esperaba otra actitud del kirchenrismo? Así fueron en el gobierno y así siguen siendo en el llano. Por eso el oficialismo tiene que aprender a no darle pasto a las fieras. Insisto: los K inflaron el globo que hace una semana está con títulos negativos en los diarios. Pero el globo amarillo lo pusieron Aguad y su equipo.

Corregir y reconocer el error, tiene un mérito, pero su repetición lo está transformando en un demérito. Algunos ministros que vienen de las empresas y no de la militancia están muy acostumbrados a tomar decisiones casi sin consultar a nadie. Después serán los accionistas los que le pedirán rendición de cuentas al fin del ejercicio. En la actividad pública la cosa es distinta. Todo el tiempo los opositores, los organismos de control y los periodistas están exigiendo transparencia y analizan críticamente cada paso. Son los reaseguros de la democracia. Y en este caso, los legisladores, los organismos del control y el periodismo se enteraron por la  denuncia de una fiscal.

Por eso hay que pensar muy bien cada resolución y consultar a todos los involucrados antes y no después, con el hecho consumado.

Le doy un ejemplo bien concreto y actual. Si Marcos Peña y el ministro Oscar Aguad hubieran convocado a los jefes de todos los bloques parlamentarios para plantearles el dilema que tenían y para invitarlos a encontrar una solución consensuada, el tema del correo hubiera sido solo una anécdota. De cara a la sociedad, se podría haber expuesto esta situación tan difícil y dilemática.

1)       Si no se llegaba a un acuerdo con el Correo el estado iba a seguir perdiendo plata y se iba a seguir beneficiando a la empresa como ocurrió durante 12 años de kirchnerismo. Por algo Franco se la pasó elogiando a los Kirchner, los asesoró en su vínculo con China y hasta llegó al despropósito de decir que el próximo presidente tenía que ser de La Cámpora.

2)       Pero si se  llegaba a un acuerdo era seguro que se iba a generar el debate y el rechazo que se generó. Es de sentido común que un padre empresario no puede negociar con un gobierno de un hijo presidente. O peor aún. Dicen que Mauricio cedió sus acciones del Correo a los tres hijos del primer matrimonio. Por lo tanto el gobierno de Mauricio estaba decidiendo sobre una empresa en la que sus hijos son socios.

Hay mil excusas y explicaciones que se pueden dar desde el oficialismo. Pero lo cierto es que si le pedían opinión a los opositores y a los organismos de control antes, seguro que iban a llegar a algún consenso que cerraba toda posibilidad de crítica posterior. Pero no lo hicieron. Como no lo hicieron en demasiadas cuestiones. Y tuvieron que recular demasiadas veces.

Con el tema del feriado del 24 de marzo pasó lo mismo. ¿No le preguntaron la opinión a Graciela Fernández Meijide o a Ernesto Sanz? Se hubieran ahorrado tres días de noticias negativas en los medios. Y le podría nombrar muchas situaciones similares. Pero les doy estas dos como ejemplo. Imaginar escenarios futuros. Compartir costos y beneficios con otros actores. Estudiar a fondo los temas y pedir una auditoría de ideas a otros sectores. Generar acuerdos cediendo parte de sus necesidades como ocurrió con las 100 leyes que aprobaron en el Congreso es hacer política. Puede ser que la actividad esté desprestigiada por tanto corrupto y autoritario que nos gobernó los últimos 12 años. Pero no hay democracia sin política. Y no hay política sin diálogo y sin debate de ideas. La gestión es muy importante para resolver los problemas de la gente y por eso van a ser juzgados en octubre. Pero la política es el arte de  que todo eso sea posible.

Hay políticos buenos, malos y regulares igual que empresarios o periodistas. Una forma de gobernar de la mejor manera es buscar la excelencia también entre los dirigentes políticos. El gobierno tiene muchos políticos buenos pero les dan poca bola. De vez en cuando les tiran un pelotazo de 40 metros cuando están asfixiados y los dejen en posición adelantada.

Falta un elemento clave que inclinará la balanza. El oráculo de la ética de Cambiemos aún no se pronunció. Pronto escucharemos que dice Elisa Carrió.

No hay que olvidar jamás a Winston Churchill. Decía que el político se convierte en estadista cuando empieza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Valentín, el santo del amor – 14 de febrero 2017

Es muy bueno que haya un día del amor de pareja. Hoy, los enamorados debemos celebrar con todo el corazón, las neuronas y el cuerpo. Es cierto que todos los días hay que regar esa plantita maravillosa que es el amor, pero no es malo que un día nos dediquemos por entero al otro. Hay cientos de definiciones de amor. Y uno va cambiando con la edad y con el paso del tiempo. Yo creo que el amor es esa pasión que uno siente por el otro o la otra que hace que lo extrañe mucho y que quiera compartir muchas cosas con él o con ella. Pero eso no alcanza. La carne es fundamental pero no alcanza.  El fuego encendido de la piel y el aliento feliz y agotado de la cama debe tener otros dos componentes, según mi humilde criterio. Uno debe ser el admirar al otro. Tenerle un gran respeto por lo que es como persona o como profesional. Por su capacidad intelectual por su actitud solidaria y generosa, por su apuesta al progreso y al esfuerzo de la pareja. Y le agrego algo más. Para mantener vivo ese amor, creo que hay que hacerse el bien uno al otro. Es bueno pensar en uno, en lo que le gusta en su propia satisfacción. Nadie puede hacer feliz al otro si primero no es feliz. Pero hay que ver siempre como podemos expresarle al otro o la otra que estamos pensando en el o en ella. Que la tenemos presente y que vamos siempre a tratar de hacer algo que la haga más feliz, que le genere más placer, que la haga sentir mejor como mujer o como hombre. Esa ida y vuelta es el secreto de la duración de una pareja. Los mimos, los besos, el sexo, el compañerismo, el compartir esfuerzos, llantos y alegrías siempre fortalece la pareja.

De todos modos no hay una fórmula científica y por eso es tan apasionante e inquietante. Hay siempre un toque mágico, inexplicable. Hay algo que enamora que te hace temblar las piernas cuando la vez. Que te sacude el alma cuando te mira con ganas. Que podes pasarte horas hablando de algún tema y horas callados, mirando el futuro o un paisaje conmovedor.

Todavía recuerdo a mi primera novia. Estaba en quinto grado de la escuela Ortiz de Ocampo de la calle Salta. Hicimos un asalto. Susana tenía el pelo rubio y largo hasta  la cintura. En el Wincofon sonó la ternura de Salvatore Adamo cantando “mis manos en tu cintura” y yo cerré mis ojos y me sentí volar. Jamás me atreví a decirle nada. Yo había llevado bebidas y las chicas, comida. Era un asalto de aquella época y yo la recuerdo como el día de mi primer amor aunque ella no lo supo nunca. Baile todo el tema con las manos transpiradas y colorado como un tomate.

Después vino el tiempo del caradura que se animaba a todo. Jamás olvidaré la piel cetrina de Alicia y sus ojos de miel que parecían convertirla en siciliana. Con ella cantamos y bailamos a un Leonardo Favio que decía “ding, dong, son las  cosas del amor, yo subía y ella bajaba/ la miré y me miró”.

O Laura, la hermosura de su mirada de  cielo con la que me quise casar. Fui capaz de viajar todos los fines de semana a Buenos Aires donde se había mudado. Iba en tren barato de bolsillos flacos de estudiante y sufrí como un loco cuando ella se casó con alguien menos soñador pero con una mejor posición económica que le dio muchas seguridades y tres hijos. Nuestro tema era Mamy Blue en la penumbra de los boliches. O Sandro, hablando de penumbras.

A todas les escribí poemas. O textos cargados de sentimientos. Está claro que las palabras, siempre fueron mi forma preferida de comunicarme, de expresar lo que siento y pienso.

Me volvió loco la Mirta que cantaba a Vinicius y con su afrolook y pantalones naranjas superajustados me cantaba al oído que “tus brazos precisan los míos y los míos, precisan los tuyos”. No pudo ser.

En los 70, la universidad combativa y las marchas callejeras me empujaron a los brazos de Celina. Era una partisana de apellido italiano y orgullo cordobés. Hincha de Agustín Tosco y los camperones verdes de la militancia. La dictadura acechaba, había que tomar decisiones para sobrevivir y  huimos hacia Buenos Aires. Previamente nos casamos. Seguramente demasiado rápido. Éramos muy duros para la política pero demasiado blandos para la convivencia. Hoy miro a aquel Alfredo y lo veo con una inocencia y una falta de experiencia terrible. Pero empecé a ganarme la vida muy de abajo, en la revista Goles, mientras dormíamos con un colchón en el piso en un departamento de Floresta que casi no tenía muebles. Pero había música de Tejada Gómez y Silvio Rodríguez.

Después viví tiempos de separado más zarpado y fui picoteando por distintas flores. La calle Corrientes me deslumbraba y tuve mucho de ese amor fugaz del toco y me voy que es amor pero no tanto. Esos son amores de madrugadas y calenturas pero no un amor de todo el día. Son esos ásperos entreveros de sábanas a los que suele cantarle Joaquín Sabina.

Con Silvana, la psicoanalista de Lugano, me casé y viví durante 24 años. Entramos a la fiesta con Sting que cantaba “Si la amas, déjala ir”. Apenas la ví en un recital, supe que iba a ser mi futura segunda ex esposa. Es una gran  madre de Diego y nadie vive tanto tiempo con alguien si no lo respeta y valora.

Finalmente, todo llega. Hoy Cecilia, es la colorada que me puede. Un arroyito salvaje que me enseñó a disfrutar de muchas cosas que yo ignoraba. Todos los días nos levantamos con la alegría de estar juntos y de construir la mejor pareja que podamos. Nos avanzamos bailando con Los Amados y riendo como chicos de nuestras picardías. Ella me dijo goloso porque yo le pedí un beso demasiado pronto.

A esta altura creo que cada amor tuvo su identidad. Cada amor fue un espejo de mis momentos, mis sueños, mis fracasos y mis éxitos. Yo ya no soy el mismo que fue feliz con aquellas otras mujeres. Ni el que dejó de serlo y se fue en busca de otros susurros. Tal vez no cambié el fondo de mi mirada ni mi ADN de la vida. Pero fui modificando las formas de aproximarse a la vida y al amor. Uno cree que sabe pero no sabe bien que es el amor. Sospecha. Siente cosas en el cuerpo y aproximaciones en las ganas.

Hoy creo que lo que más se parece a lo que siento lo escribió, cuando no, Daniel Salzano para Jairo.

Se llama “Los enamorados” y dice que  se miran de frente,
caminan despacio, se besan de lado,
se tocan el pelo,
se cuentan los dedos,
se besan las manos.
Los enamorados…
Inventan proezas,
desatan pasiones,
murmuran promesas,
adoran la vida,
comparten helados.
Los enamorados…

Los enamorados,
son cuerpos sagrados,
oigamos el himno que cantan callados,
no me dejes nunca, no me dejes solo,
no me dejes, teneme apretado
decime amor mio, decilo de nuevo,
te quiero te quiero, que el mundo se acabe y empiece de nuevo.
Los enamorados, se miran de frente,
caminan despacio, se besan de lado,
ocupan el mundo, se prestan el alma,
los enamorados…
evitan las luces, dominan la noche,
abarcan estrellas, señalan planetas,
estiran las manos …. y
al final estallan, se apuntan,
se juegan, se afloran,
se abejan, se abren,
se cierran se bailan,
se juran, se viaban de lengua ,
de ojos de lado, se acunan,
se miman, se doblan, se triplan,
se llaman, se citan,
se loban, se lunan,
se celan se adoran,
los enamorados…

Brindo por todos los enamorados y les deseo que ese amor no se termine nunca. Brinde por eso hoy. Es el día del amor.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Femicidios, nunca más – 13 de febrero 2017

No me canso de repetir esta suerte de proclama y declaración de principios.

En los momentos más terribles, a la hora de descender a los infiernos, las pobres mujeres llegan a preguntarse si las culpables no son ellas. Hasta tanto llega la humillación que ella, la víctima, llega a dudar de su condición. Llegan a pensar que por su culpa él golpeador, pasaba de ser un ángel a ser un demonio.

Por eso tienen que asesorarse con un abogado y hacer la denuncia. Saber que están dando el paso más importante de su vida. Y que es para salvarse de la muerte. Nada menos. Ni una menos. Ni una más. Nunca Más.

Las crónicas de las últimas horas están repletas de muerte y sangre. Una violencia de género cargada de un odio sin límites que extermina incluso a familiares o amigos en lo que se llama técnicamente “femicidios vinculados”.

Es tan grande el horror que la información parece inventada o salida de las novelas de la crueldad.

Le hablo de Denise, Sabrina, Magalí y Némesis. La más chica tiene 15 años y la más grande 17. Se trata de nenas. Denise y su amiga Sabrina murieron en el acto acribilladas. Quedaron tiradas en plena calle en Florencio Varela, una con 9 balazos y la otra con cuatro. Magalí y Némesis están internadas graves. Una recibió 3 disparos y la otra dos. Por un milagro sobreviven, por ahora. Están dando la batalla. Estaban esperando el colectivo a las 6 de la mañana. Habían salido de bailar del boliche Santa Diabla pese a ser menores de edad las cuatro. Un vigilador privado llamado Luis Weiman apareció con su pistola 9 milímetros e hizo una masacre con 18 tiros. Por suerte está preso.

Por suerte acaban de detener al albañil de Moreno que acuchilló a Nancy, su mujer y secuestró a su hija llamada Mía. Ya recuperaron la nena y el criminal está preso.

Hace una semana apenas en Hurlingham, otro cobarde asesino llamado Diego Loscalzo primero asesinó a Romina, su pareja y después mató a su cuñada y cuñado, a su suegra y concuñado y en el grado máximo de su salvajismo sanguinario le metió un tiro a la concuñada que estaba realizando trabajo de parto para dar a luz. El proyectil mató a ese bebe que estaba punto de salir de la panza.

Le pido perdón por la crudeza de las cosas que le relato pero creo que parte de la lucha contra estos femicidas es dar a conocer todo, aún con los detalles más terribles, para que tomemos real dimensión de quienes son, como actúan y que alertas hay que levantar para proteger a las víctimas antes de que sea demasiado tarde para lágrimas.

Hay cosas tenebrosas e infrahumanas. Un padre de 16 años mató a palazos y a patadas a su bebita  de año y medio porque  le había tirado el teléfono celular al suelo. Dicen los periodistas que era conmovedor ver a los médicos que lloraban sin parar frente a ese cuerpito que era una gran hematoma.

Otro hijo de puta mató a martillazos en la cabeza a Ramona con la que había convivido 15 años. O la joven santafesina que fue quemada por su pareja. Tienen ardido el 35% de su cuerpo y lucha por su vida.

Matan a sus seres queridos. A sus esposas o novias, a sus hijos a los familiares y a los amigos. Pretenden exterminar todo vestigio de esas mujeres que no quieren ser propiedad de nadie. Saben que hace mucho se acabó la esclavitud. Todos los que rodean a una mujer amenazada tienen que hacer la denuncia y no dejarla sola. Estar cerca, acompañarla, protegerla y estar alertas, siempre con la guardia alta.

El dato más terrible es que hoy, pese a toda la lucha en las calles y en los medios hay un femicidio cada 30 horas. ¿Escuchó bien? No me entra en la cabeza que algún animal que no merece ser llamado hombre pueda cometer semejantes aberraciones.

De tantas marchas valientes y masivas que se han hecho siempre recuerdo un cartel emblemático que decía: “Vivas nos queremos”.

Claro que las queremos vivas, claro que nos queremos vivos y que juntos somos ciudadanos en movimiento que levantamos la guardia para defendernos y refundar la parte más oscura y repugnante de una sociedad que denigra a la mujer, que la somete y la reduce a la servidumbre. Por momentos siento que algunos varones han retrocedido a la vida de las cavernas, que han escupido a la civilización y que creen que pueden tener a una mujer en un puño con un puñetazo.

Hay que ser una bestia. Una mujer es una mina que amamos, nuestra vieja querida del alma, la hija que tanto miedo nos provoca cuando tarda en llegar de la facultad, la madre que nos sembró de hijos nuestra existencia, nuestra abuela de la sabiduría.

¿Que nos está pasando? ¿Cuál es el nivel de cobardía y de salvajismo de andar matando mujeres? ¿Cuántos casos por día hay de maltratos, de golpes brutales que terminan con la muerte femenina?

La Asociación Civil La Casa del Encuentro dice que pese a las marchas de ni una menos, a las campañas de concientización en los medios y a las nuevas leyes que son buenas, los femicidios siguen creciendo.

Insisto con la pregunta original que no tiene respuesta: ¿Qué nos pasa? ¿Alcanza con prohibir que el  criminal se acerque?¿ Los botones de pánico y las tobilleras electrónicas pueden ayudar? ¿La policía actúa con la rapidez que corresponde?

Parecen películas de terror pero son realidades repugnantes y horrorosas. En cada esquina de este país deberíamos colgar un cartel que diga: “Nunca más un femicidio”.

Hay 55 denuncias por día. Esta opinión intenta ser un alerta y un aporte al combate contra semejante horror y a aumentar la condena social. Todo el que sea víctima de violencia de género o conozca a alguien puede hacer la denuncia al teléfono 144 durante las 24 horas.

Son mujeres asesinadas por machos que, insisto, no merecen llamarse hombres. Son infames varones que avergüenzan al género y a la condición humana.

Estos energúmenos por lo general están cortados todos por la misma tijera. Responden al mismo patrón criminal. Primero les gritan a sus esposas, novias o amantes. Se sienten sus propietarios y no sus compañeros de afecto. Después les pegan, las humillan, las castigan con ferocidad, y les provocan un pánico que las paraliza.

Denunciar, gritar, levantar la voz, pedir ayuda lo antes posible es el paso más importante de su vida. Y que es para salvarse de la muerte. Nada menos. Ni una menos. Ni una más. Femicidios, nunca más.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Resucita la denuncia de Nisman – 10 de febrero 2017

Estamos asistiendo al peor final para la peor semana de Cristina. Porque resucitó la denuncia de Alberto Nisman y lo hizo con toda la potencia y rigurosidad legal que acostumbra el fiscal Gerardo Pollicita. Estamos hablando de la causa que más asusta a la ex presidenta. Cristina comete errores, entra en pánico y actúa como culpable cada vez que este tema vuelve al escenario público. Es que está acusada de lo más terrible. De haber sido la jefa de un plan criminal para encubrir a los terroristas de estado que protagonizaron el peor atentado de la historia argentina con 85 muertos en la sede de la AMIA.

Los últimos días, estuvieron cargados de muy malas noticias para ella, su familia y sus cómplices del gobierno más corrupto de la historia democrática.

Pero hoy al mediodía se conoció la información más temida por ella. A instancias del juez Ariel Lijo, el fiscal Gerardo Pollicita puso en marcha lo que Nisman no pudo y pidió 32 medidas de pruebas en las que imputa a Carlos Zannini, Julio de Vido, Angelina Abonna y Oscar Parrilli que a esta altura parece orinado por una manada de elefantes.

Estos ex funcionarios de la máxima confianza de Cristina se suman a ella misma, el ex canciller Héctor Timerman, considerado traidor a su pueblo, y otros personajes violentos e impresentables como Luis D’Elía, Fernando Esteche y Andrés Larroque, entre otros que hoy están distanciados entre sí aunque los une el amor a Cristina eterna.

Pollicita no anda con vueltas. Va al hueso.

En el caso de Carlos Zannini salta a la vista que según Antonio Stiuso fue el encargado de comunicarle a Nisman la orden de Cristina: “dejá de investigar a Irán”. Orden que, dicho sea de paso, Nisman no cumplió y por eso terminó muerto con un balazo en la cabeza.

Julio de Vido tendrá que dar explicaciones sobre el posible intercambio de petróleo con Irán o la triangulación con Venezuela para abastecer el plan nuclear de quienes aún hoy niegan el holocausto. Muchos creen que esta transa repugnante de impunidad por apoyo nuclear es lo que explica el inexplicable viraje de 180% de Cristina en este tema. Pasó levantarse de las sesiones de Naciones Unidas cuando hablaba el representante de Irán a firmar un pacto tenebroso y secreto con ese gobierno que comenzó en Aleppo, Siria y terminó en Etiopía.

Oscar Parrilli y Angelina Abonna igual que Zannini y De Vido aparecen en las escuchas telefónicas que el juez Daniel Rafecas se negó a escuchar en la causa que se negó a abrir. Veremos cuál es el grado de responsabilidad en estos delitos de traición a la patria. El fiscal ya pidió el entrecruzamiento de todos los teléfonos, fijos y celulares, de estos personajes, los viajes que hicieron a los países involucrados y los libros de visitas de la Casa Rosada y de los ministerios que participaron de esta vergüenza nacional.

Pollicita también reclamó todos los cables diplomáticos secretos que existen sobre este tema. Hace un año,l presidente Mauricio Macri, demostró su compromiso con la búsqueda de la verdad y la justicia y tomó tres medidas que van en ese sentido:

Dejó caer el tenebroso pacto con Irán, autorizó a los espías para que puedan declarar todo lo que sepan, abrió todos los archivos con el mismo criterio y designó a Mario Cimadevilla al frente de una Unidad Especial de investigación del ataque a la AMIA que produjo 85 muertos. Muchos dicen que Alberto Nisman fue el muerto número 86 de aquel asesinato masivo cargados de odio racial.

Le recuerdo que Cristina no tuvo ni siquiera el mínimo gesto humano de expresar sus condolencias a la familia del muerto. Todo lo contrario, la ex presidenta ordenó a su jauría mediática que destruyera la memoria y las denuncias del fiscal Alberto Nisman y que tapara con impunidad ese magnicidio que conmovió a la Argentina y al mundo y del que ya se cumplieron dos años. Sus soldados con subordinación y valor se metieron en la vida íntima del fiscal para llenarlo de barro y tratar de matarlo por segunda vez.

Hoy hay una esperanza. Hay alguna posibilidad de que la luz de la verdad derrote a la noche del ocultamiento cómplice. Pese a los cientos de chicanas y maniobras de los encubridores de los encubridores.

La ex esposa, Sandra Arroyo Salgado está convencida de que se trató de un magnicidio sin antecedentes en la historia democrática, de un asesinato probado científicamente. Y de paso dijo que el papel de Cristina fue triste y vergonzoso.

Es que lo único que le faltó a Cristina Fernández de Kirchner y a sus empleados fue profanar la tumba del ex fiscal Alberto Nisman. Esperemos que tengan un poco de piedad y que les quede algo de pudor y no lo hagan.

Esa tumba del cementerio de La Tablada está muy cerca del monumento a los muertos de la AMIA y la embajada de Israel. Esa tumba está cubierta de pequeñas piedras que es la manera que tienen los judíos de decir presente. Las piedras no se marchitan como las flores.

Hace dos años, el fiscal Alberto Nisman apareció con un maldito balazo en la cabeza y hoy prácticamente no sabemos nada de lo que pasó. Incluso ahora sospechan de que murió un día antes. Pero el fantasma de Alberto Nisman va a perseguir durante toda la vida a Cristina. No solamente porque ella fue responsable por acción u omisión de su muerte. También porque el gobierno se comportó en todo momento como el autor intelectual y material del asesinato. La gran noticia es que el juez Ariel Lijo y el fiscal Gerardo Pollicita tienen la gran oportunidad de contestar varias preguntas que queman el alma: ¿Es cierto lo que Nisman denunció? ¿Qué objetivo tuvo esa alianza que tejieron entre la Venezuela de Chávez, el Irán de Admadinejad y la Argentina de los Kirchner? ¿Es creíble que el interés de los negadores del Holocausto era levantar las alertas rojas a los acusados por el atentado a la AMIA y recibir todo lo necesario del plan nuclear argentino y del uranio enriquecido para construir una maldita bomba atómica? ¿Es cierto que Irán puso una montaña de dólares manchados en sangre y los hizo llegar a la Argentina triangulados a través del chavismo como contó un general arrepentido muy cercano a Hugo Chávez? Aníbal Fernández llegó a pedir que metieran presa a la madre de Nisman y se preocupó por llenar los medios de fotos de Nisman con mujeres. Querían decir que era un tiro al aire y fue un tiro en la sien. Lo soldados de Cristina utilizaron todos los insultos y descalificaciones que tuvieron a su alcance. Le dijeron de todo a Nisman: “corrupto, turro, sinvergüenza, incompetente, homosexual, loco, títere de un espía, mujeriego, agente de la CIA y el MOSSAD, lavador de dinero, golpista e idiota”.

Los K nunca entendieron que nunca se pueden tapar las mentiras. Más temprano que tarde aparecen. No hay dudas que semejante nivel de intervención solo puede ser llevado adelante por un grupo comando de expertos que tal vez sean los mismos que lo asesinaron y armaron toda la escenografía del suicidio para confundir y lograr impunidad.

El gobierno de Cristina pensó que ya había ganado y que el caso Nisman estaba irremediablemente muerto. Pero se equivocó. La mentira siempre despierta sospechas. La verdad no se puede sepultar. Siempre resucita por más profundo que la entierren. Y eso es lo que está pasando ahora. El pueblo quiere saber de qué se trata.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Parrilli a la parrilla – 9 de febrero 2017

En el menú de la actualidad política, Oscar Parrilli no está al horno. Oscar Parrilli está a la parrilla. La justicia puso toda la carne al asador con varias investigaciones que lo dejan cada vez más cerca de la cárcel.

Lo más grave tiene que ver con su concubinato extraño con Ibar Pérez Corradi, un peligroso narcotraficante procesado y acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez. Es el mismo que se limó y quemó las huellas digitales para no ser identificado. ¿Escuchó bien? No estamos hablando de un perejil. Pérez Corradi es el mismo que amenazó con dar datos comprometedores de Aníbal Fernández a quien en la intimidad llama “La Morsa” y sus relaciones con los autores materiales del asesinato de Forza, Ferrón Bina y que conmovió a la Argentina.

Hasta ahora Parrilli estaba inquieto porque el fiscal Guillermo Marijuán directamente pidió que el ex jefe de la inteligencia de Cristina vaya a la cárcel.

¿Cuál es el fundamento de Marijuan?

Vamos por partes.

El juez Ariel Lijo procesó a Parrilli por encubrimiento agravado. Los motivos son bien claros: en su resolución dijo que tiene probado que Parrilli no hizo nada para detener a Perez Corradi pese a que tenía en su poder un minucioso informe de su paradero y actividad.

El fiscal Marijuan fue más allá todavía. Luego de recibir las escuchas telefónicas de Parrilli, llegó a la conclusión de que este sujeto tiene todo el poder y las conexiones para obstruir la investigación y ese es uno de los motivos para aplicarle la prisión preventiva. En diálogo con la ex presidenta Cristina Elisabet, ambos especulan con apretar jueces y fiscales. Todavía no se conocían las nuevas escuchas donde Parrilli se muestra operativo con quien era su lugarteniente, Juan Martín Mena, para presionar a magistrados con el fin de favorecer a Ricardo Echegaray, por ejemplo. Sobre el juez Sebastián Casanello dice que es “flojito, pelotudo y presionable, un hijo de puta” que tiene contactos con Julián Alvarez  quien fuera ministro de Justicia. A esta altura la palabra “pelotudo” es una suerte de ícono del kirchnerismo. Así se tratan entre ellos.

Todo esto llevó a Marijuan a pedir que Parrilli vaya preso. Pero hoy las cosas se agravaron mucho más. Porque una cosa es estar acusado de encubrimiento agravado a un prófugo buscado por narco e impulsor de un triple asesinato y otra cosa mucho más complicada es que lo acusen de ser directamente un cómplice de Pérez Corradi.

Y esa complicidad se desprende de las declaraciones no de un enemigo de Pérez Corradi o de un personaje que toca de oído. El doctor Carlos Broitman, el mismísimo abogado de Pérez Corradi, confesó que los espías al mando de Parrilli ayudaron a escapar a Pérez Corradi. Que le entregaron tres DNI y le allanaron el camino para escaparse. Que le liberaron el paso fronterizo de Misiones y que todo el tiempo estaban en contacto con él como si fuera la madre Teresa de Calcuta. Y que además tienen toda la documentación que prueba y certifica lo que está diciendo.

Me detengo un segundo para procesar esta nueva información y decir que, ahora, con la confirmación del propio abogado que asiste a Pérez Corradi, la justicia podría acusar a Oscar Parrilli y Juan Martín Mena de cómplices del narcotraficante. Y según la denunciante Graciela Ocaña, también hay que poner la lupa en el comportamiento de Cristina Elisabet. Ya se sabe que Parrilli es una persona de absoluta sumisión a ella y que difícilmente hiciera una maniobra semejante sin consultar a la ex jefa del estado. Y además en el juego de presión y carpetazos y causas armadas sobres jueces, siempre está presente Cristina.

Esa estructura apretadora, ilegal y autoritaria que viola todos los derechos humanos sigue funcionando ahora desde el llano, con menos dinero pero con los topos que sembraron adentro de la AFI y que el gobierno de Macri no supo, no pudo o no quiso extirpar.

Parrilli se está cocinando a fuego lento en la parrilla legal porque como si esto fuera poco, también está acusado de contrabando. El ex canciller Rafael Bielsa, en otro momento, le hizo una observación a Parrilli sobre sospechosas importaciones que estaba haciendo el organismo a su cargo. Parrilli no hizo ninguna denuncia por contrabando.

Al poco tiempo y sobre este contrabando extraño se cruzaron acusaciones Parrilli y Stiuso.

Ahora Parrilli, el mayordomo peloduro pelado, según su  propia jefa, dice que no se acuerda de haber dicho nada del juez Sebastián Casanello y sugiere que le editaron el audio a Cristina y que ella nunca le ordenó apretar a nadie. Sigue convencido que los argentinos somos tontos.

Marijuan en diálogo con este programa dijo que en toda su trayectoria en la justicia no recuerda que le hayan presentado escuchas telefónicas editadas. Y yo agrego que es muy fácil periciar eso. Que Parrilli denuncie que sus escuchas fueron editadas y la justicia lo puede averiguar en dos minutos.

Como le dije, Parrilli está atrapado sin salida. Julio Bárbaro se burló hasta de sus capacidades intelectuales. Dijo que poner a Parrilli en inteligencia era como ponerlo al él al frente de los melenudos. La fama de Parrilli en la política es por su nivel de obsecuencia hacia sus jefes. Siempre llegó a permitir el maltrato y la humillación. Fue así con todos los jefes políticos que tuvo: Carlos Menem, Néstor o Cristina. Él dice que eso es lealtad. Otros opinan que es un intento de reemplazar mediocridad por obediencia debida.

¿Quién lo diría? El jefe máximo de los espías de Cristina hoy tiene un pedido de detención sobre su cabeza, una acusación de contrabandista y la posibilidad de ser imputado por cómplice de un narcotraficante que a su vez está acusado de ser el que incitó a un triple asesinato. Por eso digo que el fuego de la parrilla está a punto de quemar a Parrilli. Encima con su cara de piedra intenta explicar lo inexplicable en una soledad tremenda y con el módico apoyo de algunos diputados y de tres dirigentes que integran la agrupación “Cero voto y pierdo hasta en mi distrito”. Hablo de Agustín Rossi que fue derrotado en la interna del Frente para la Victoria, de Martín Sabbatella que cayó electoralmente en Morón y en toda la provincia acompañando a un progresista como Aníbal Fernández en la fórmula y al insólito marciano Leopoldo Moreau. Fue expulsado del radicalismo porque se hizo cristinista fanático y es recordado porque como candidato a presidente llevó al partido de Yrigoyen a los infiernos y sacó apenas el 2,34% de los votos.

Ningún gobernador o intendente con poder territorial salió a respaldar a Parrilli. Es más, ni Cristina ni Máximo dijeron una palabra para ayudar a Parrilli. Tal vez porque lo consideren un peloduro. Un pobre peloduro que hoy es el ícono de la decadencia cristinista. Un pobre peloduro que hoy está a la parrilla y que en cualquier momento puede terminar preso.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

El máximo acusado – 8 de febrero 2017

Se acabó la joda. El 6 de marzo, exactamente dentro de un mes, Máximo Carlos Kirchner deberá presentarse por primera vez en tribunales. El juez Claudio Bonadío le tomará declaración indagatoria y eso, lo deja al borde de procesamiento. El príncipe heredero y comandante de La Cámpora, jamás había pasado por algo así. Nunca había enfrentado una causa penal acusado de corrupción. Irá acompañado por Florencia, su hermanita para quien también será la primera vez.

Máximo, al igual que su madre, dice que se trata de una persecución política de un juez “que pasó de la servilleta de Corach al Iphone 7 de Macri”.

Pero esta vez la situación es muy delicada para Máximo. Porque es el único que puso su firma en todas las transferencias millonarias de dinero donde no hay facturas, papeles ni comprobantes. Manejó más de 100 millones de pesos de los cuales 55 terminaron como por arte de mafia en la caja de seguridad de Florencia. Ella tampoco la tiene fácil. Fue la gerenta de la sociedad familiar “Los Sauces” y cobró más de un millón de pesos en honorarios. Es propietaria del 22,5% de las acciones.

Hay que decir que los hermanitos Kirchner tienen inhibidos los bienes. Son 26 inmuebles, un auto, acciones de 3 empresas y muchísimo dinero físico.

Es el momento más delicado de la familia en la justicia. Y todavía falta lo peor. Los procesamientos, el juicio oral y tal vez la unificación de todos los casos en una megacausa que lleve a la cárcel a la jefa y principal beneficiaria de esa verdadera asociación ilícita y pantalla para blanquear el dinero negro de las coimas que fue Los Sauces.

Máximo es el máximo acusado. El máximo complicado. Fue desplazado por el juez Bonadio hasta de la “sucesión de su padre”. Ahí hay plazos fijos con intereses totalmente fuera de mercado. Tasas de interés del 500% exageradamente superior a la que recibe cualquier ahorrista. Encima otro que tiene los dedos muy pegados es Osvaldo Bochi Sanfelice, socio de Máximo en la inmobiliaria. Como si esto fuera poco trascendió que el fiscal Gerardo Pollicita también pedirá su indagatoria en la causa Hotesur que es muy similar pero con hoteles en lugar de departamentos o cocheras. Aquí hay hasta falsificación de firmas de Néstor. Lázaro Báez pagó con 7 de sus empresas fortunas en habitaciones que nunca utilizó. Si eso no es lavado de dinero o retorno de coimas, ¿Qué es?

Le recuerdo que hace poco Máximo en otra de sus arengas provocativas dijo en Florencio Varela que “si el pueblo no muestra los dientes, se lo van a llevar puesto”. Digo irresponsable porque no queda claro que significa mostrar los dientes. Hoy, en la práctica, La Cámpora es conducida por Quebracho. Son los que marcan el camino de los cortes de ruta, las prepotencias y las posturas más radicalizadas con actitudes claramente golpistas. ¿Eso es mostrar los dientes? ¿Máximo, está incitando a la violencia?

Agorero y agitador dice que “la cosa viene fulera” con Macri y Vidal y es como tirar más leña al fuego. Total, el que paga, si se arma caos y alguna batalla campal, es el vecino más humilde que no tiene como protegerse. Máximo se va a dormir a la casa de su madre y listo. Sanseacabó. La reina Cristina lo apaña desde chico. Por eso la alaba tanto: “Ella eligió la condena mediática en lugar de la de su pueblo”, elogió sin reconocer que Cristina es la madre de todos los descalabros y problemas que ahora estamos padeciendo. Dijo Máximo que muchos operarios  tienen miedo de hablar porque los echan de su trabajo y aceptan cualquier cosa de sus patrones. Rara conclusión de alguien que no estudió ni trabajó en toda su vida.

¿Cómo conoce la lógica de un laburante? Máximo no sabe lo que es vivir de un sueldo ni el rigor del esfuerzo de sol a sol ni del sacrificio para progresar. El único rigor que conoció fue cuando su padre, Néstor, le pateaba los soldaditos tal como el mismo confesó.

Verborrágico como nunca Máximo dice que persiguen al que pone una camiseta K en su Facebook o en su tuiter.

Su consejo fue que el pueblo se organice y trabaje en conjunto. Por supuesto mostrando los dientes como un mastín amenazante. Ladrando. Y atacando como siempre a los medios de comunicación que para el prejuicio del hijo presidencial son “instrumentos de dominación.”.

Luego preguntó para qué le sirve la buena imagen a María Eugenia Vidal si la gente deja de comer. Daban ganas de decirle como dijo Alfonsín: “A vos no te van tan mal, gordito”.

Después, Máximo citó al Papa Francisco y llamó a ponerse la patria al hombro. Otra vez el doble discurso. Esa actitud oportunista de colgarse de las sotanas de quien mientras fue el cardenal Jorge Bergoglio fue perseguido por Néstor Kirchner quien lo caracterizó como el diablo opositor y mandó a que Antonio Stiuso espiara al actual Santo Padre.

De todos modos hoy la relación del Papa y los K es de alianza política. Por eso su mejor amigo, Gustavo Vera fue aceptado para ir en las listas de La Cámpora para las elecciones que vienen.

La verdad es que los caminos de la libertad se le achican a Máximo, esto dicho con un mínimo de sentido común.

Su madre, su hermana Florencia y él están muy complicados en la causa Hotesur, en la ruta del dinero K y en la de Los Sauces.

Su mujer, Rocío García, tiene que explicar un manejo muy oscuro que hizo del dinero para planes odontológicos y porque no presentó nunca una declaración jurada.

En su momento, en una brillante columna en el diario La Nación, Jorge Fernández Díaz hizo una radiografía perfecta del estado dentro del estado que dejaron los soldados camporistas de Máximo y Cristina. Hicieron entrar como empleados públicos a miles de militantes con el objetivo de convertirse en verdaderos topos saboteadores del gobierno de Macri o de Scioli si llegaba a ganar. Un ejército de ñoquis que pagamos todos para que desestabilicen con nuestro dinero y para que conspiren desde adentro del estado. Casi en todos los ministerios y las oficinas públicas hay comisarios políticos kirchneristas que el gobierno de Cambiemos no sabe, no puede o no quiere echar. Es como dormir con el enemigo. Las líneas intermedias son todas integrantes de una verdadera “Orga” como la llamó Fernández Díaz que trabajan día y noche para ensuciar a los nuevos funcionarios, para ponerles palos en la rueda y para proteger a los kirchneristas acusados de haberse robado hasta el agua de los floreros. En la justicia, la jefa de esta Orga es la procuradora Alejandra Gils Carbó. Ayer la justicia le puso un límite y le impidió designar fiscales a piacere y ella resolvió no acatar esa orden.

Cristina sueña con que Macri se escape en helicóptero y quede en la historia como un Fernando de la Rua más joven. La ex presidenta cree que frente a ese río revuelto y caos que ella fogonea, el pueblo la irá a buscar para rogarle que se haga cargo otra vez de la presidencia de la Nación. Delirios de la arquitecta egipcia. Pero delirios peligrosos e inquietantes para la salud democrática. El talento de Fernández Díaz escribió que “esa orga irresponsable que integra Máximo también, juega a la resistencia peronista como jugó a la revolución inexistente”. Lo grave es que no lo hacen desde el llano y con su propio dinero. Lo hacen desde el estado y becados por todos los argentinos. Es una suerte de presunta vanguardia esclarecida diseminada por todos los pliegues de las instituciones administrativas del país. Arman trampas caza macristas en todos lados. Es un trabajo todo terreno destructivo y antidemocrático. Es una postura incendiaria de los irresponsables que juegan otra vez con fuego. Ya Perón los había calificados de estúpidos e imberbes porque le querían enseñar peronismo a él. Pero insisto con la gran novedad. Antes lo hacían desde el llano, ahora lo hacen desde el estado. Ya lo había anticipado el hijo presidencial en la cancha de Argentinos Juniors cuando dijo “Nos vamos a ir del gobierno si perdemos las elecciones pero no del poder”. Y algo de eso está pasando. Macri y cambiemos todavía no tienen el manejo total del poder. Todavía no manejan todos los botones. Todavía no saben bien que hacer cuando las escuadras kirchneristas les muestran los dientes como pidió Máximo, el máximo irresponsable, el máximo acusado.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Cinco años sin el Flaco – 7 de febrero 2017

Mañana se cumplen cinco años sin el Flaco. Su ausencia parece una eternidad. Dicen que Luis Alberto Spinetta es nuestro David Bowie o nuestro John Lennon, pero en castellano. Que su marca cultural, para los argentinos fue tan potente como la de ellos para los que hablan inglés. Ese es el tamaño de la pérdida. Y ya pasaron cinco años.

Extrañamos tanto al flaco. Flaco, flaquito tu falta nos descoloca, nos hace tambalear. Es que fuiste un cimiento de mi generación. En tus letras nos hicimos adictos a la poesía y al contenido.
Flaco, flaquito, muchacho ojos de papel, quédate hasta el alba. Me aprendí de memoria aquellas canciones. Me hicieron más culto, más feliz, me dieron mejores herramientas para levantar minas y para levantar barricadas en la universidad de los 70. Me lucía recitando a Neruda o a Tejada pero también citando el simbolismo de Rimbaud o el teatro de la crueldad de Antonin Artaud al que convertiste en la obra maestra del nuestro rock. Elevaste a la música popular a aquel poeta maldito y eso que eras un pibe de 23 años entusiasmado con la primavera camporista de Perón y del Tío. Y eso que el militantismo dogmático de la época asociaba el rock con una expresión del imperialismo yanky. Yo jugaba al seductor cantando pícaro y pornográfico, susurrando al oído a las muchachas que me gusta ese tajo y realmente me gustaba. Descubrimos un mundo de belleza, un yacimiento de honradez intelectual y neuronas limpias. Porque seguramente ese es tu legado: se puede ser Gardel sin participar del show frívolo de la figuración y el caretaje. A lo mejor fuiste un poco menos notorio pero mucho más notable. A Lo mejor vendiste menos discos pero nunca nos vendiste nada. Creciste con nosotros pero nunca quisiste sentar cabeza. Ni transar. Obsesivo hasta el martirio, mortificado por todos los dolores. Siempre el perfil bajo, siempre lejos de las luces de la de la falsedad. Fuiste un gigante amasado con ética y estética.

Después de tanta mugre y corrupción K conviene abrir las ventanas de nuestras cabezas y dejar que ingrese el aire puro. Respirar un poco después de tanta podredumbre. Una excelente noticia siempre nos ayuda. Le recuerdo que hace un tiempo, por votación de los vecinos, el paso bajo a nivel de Avenida Congreso en el cruce con las vías del ferrocarril Mitre fue bautizado “Luis Alberto Spinetta”. Un homenaje de los habitantes de Villa Urquiza a un vecino ilustre que hasta su productora llamada “La Diosa Salvaje” había instalado en la Iberá al 500. Barrio, barrio, como le gustaba decir al flaco. Barrio de medialunas crocantes casi caseras en los boliches, de árboles añosos que respiran ecología y salud. Hoy hay un mural extraordinario en la pared del túnel con la tapa de 30 trabajos musicales de Spinetta. Alegran la vista, celebran la vida. No me arrepiento de haber seguido minuto a minuto las noticias de los corruptos  que envenenan la democracia. Pero también creo que hay que buscar un pulmón que nos saque de la asfixia.

Uno de esos pulmones creativos se llama Luis Alberto Spinetta. El día de su cumpleaños es el día del músico argentino. Está todo dicho.
Ya se lo conté alguna vez. Yo era un chico de la música comercial de Palito, el Club del Clan y los demás hasta que un compañero del secundario cordobés en el Manuel Belgrano, el loco Bernabeu, me dijo: “escuchá esto, boludo. Avivate”. Era aquel disco entrañable de Almendra con la lágrima y la sopapa en la tapa. Esa lágrima que hoy es un emblema de lo que sentimos a cinco años.

Ese disco, long play se decía, salió a la venta el 15 de enero de 1970. Yo tenía 15 años y el flaco estaba a punto de cumplir los 20.

Por esa puerta de Almendra entré a la música progresiva, descubrí a Manal y a Los Gatos. No sabía que estaba asistiendo a un parto de la historia porque estaba naciendo el rock nacional con Emilio del Guercio, Edelmiro Molinari, Rodolfo García y el flaco, entre tantos otros.

Flaco, flaquito, te extrañamos. Odio ese cigarrillo que te asesinó. Ese océano de tabaco en donde te ahogaste igual que Sandro. Yo sé que a esta hora Ana no duerme preocupada por Fermín. Que Foucault no tiene quien le escriba. Confieso que después de Pescado Rabioso, en algún momento te me fuiste haciendo Invisible. Empecé a perderte por culpa de mis dogmas blindados. Pero te recuperé cuando Charly rezó por vos. Siempre jugando el Superclásico de las antinomias argentinas. ¿Charly o Spinetta? Los dos, carajo. ¿Desde cuándo hay que elegir entre dos genios?
Creo que hubo una despedida en un estadio y no nos dimos cuenta. En la cancha de Vélez tocaste hasta que te sangraron los dedos. Ese recital interminable hasta el amanecer en comunidad. Estabas alegre, incansable, rodeado de la multitud y de tus amigos. No se terminaba nunca. “No te mueras nunca”, te gritaban los muchachos.
Flaco, flaquito, te extrañamos. Fuiste la conciencia crítica del rock. Una suerte de guía espiritual por los caminos de la honradez. La última vez te ví, estabas poniendo el cuerpo solidario como siempre. Con los padres y las madres y los hermanos de los que murieron en la tragedia del colegio Ecos. Empujando siempre. Poniendo tu nombre para convocar más y mejor. Usando tu chapa para los demás. Para calmar en algo si eso es posible a los padres del desgarro. Hasta en el comunicado donde confirmaste que el cáncer te estaba acorralando aprovechaste para decir que pertenecías a la agrupación “Conduciendo a conciencia” y rogaste que en las fiestas no chupara el que tenía que manejar.
Se quedan con nosotros para consolarnos Litto Nebbia y Moris y te esperan para una gran zapada Pappo y Tanguito. Nosotros no tenemos consuelo, Flaco, flaquito. No nos queda otra que cantar en voz baja, que despedirte con una plegaria, como si fueras un niño dormido que quizás tenga flores en su ombligo.
Flaco flaquito, gracias por ayudarnos a respirar en momentos de tanta contaminación. Quizás te sientas gorrión esta vez, o tus dedos se vuelvan pan, barcos de papel sin altamar. Flaco flaquito, que nadie te despierte, que te dejen seguir soñando en libertad.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Cristina condenada – 6 de febrero 2017

Margarita Stolbizer dice que Cristina no va a poder zafar de la condena de la justicia. La diputada denunciante en la causa Los  Sauces, asegura que la ex presidenta es responsable de los delitos que se cometieron en contra de la administración pública y que hay suficientes pruebas de eso.

No es la primera vez que se cruzan. Cristina enojada llegó a tratarla de “burra”. Pero Margarita le contestó que prefiere que la acusen de burra pero que nunca le digan chorra. Y finalmente Stolbizer le dio la última estocada: dijo que tenía claro que había metido el dedo en donde más le duele a Cristina que no es el corazón: es la fortuna.

Hoy las cosas se han complicado para Cristina. En varios planos. En lo político, la filtración de escuchas telefónicas nos permitió confirmar el maltrato humillante que ella les dio siempre a quienes la rodeaban: Pelotudo a Parrilli, hijo de puta traidor a Miguel Angel Pichetto y a José Luis Gioja le recomendó que se “suturara el orto”. Les pido perdón a los oyentes por las groserías que jamás diría en la radio pero creo que en este caso todos deben saber la verdad más cruda para que cada uno saque sus propias conclusiones. No soy pacato. No me asombran las malas palabras. Es un lenguaje que no se lo escuché ni a Hugo Moyano ni a los piqueteros. Pero lo más grave es el desprecio por los demás. De todos modos, que esa terminología soez no sea el árbol que nos tape el bosque. Lo realmente grave es que en los primeros audios, decía que a Stiuso habría que matarlo y le ordenaba a Parrilli que pusiera en marcha el aparato judicial y de espías que tienen para presionar jueces y fiscales. Ahora lo mismo. Le dice a su mayordomo felpudo pelado que le diga a Martin que “se mueva para apretar a jueces y fiscales y que citen a Stiuso porque hay que terminar con este sicópata”. Son brutales confesiones de delitos. Y lo hace desde el llano. Cualquiera se puede imaginar cómo manejaba a su tropa y a la justicia cuando tenía casi la suma del poder público. Someter a la justicia. Ponerle camiseta partidaria. Convertirla en un ejército a su servicio con Alejandra Gils Carbó como comandante y Justicia Legítima como soldados. Eso hizo durante años. Ahora quiere entorpecer a la justicia y las investigaciones que hay en su contra. Que se cuide Cristina porque ese es un motivo legal para que un juez le aplique la prisión preventiva.

Cuando habla de Martín, todo indica que se trata de Juan Martín Mena que junto al diputado Rodolfo Tailhade, son los que operaran los topos de La Cámpora que todavía quedaron adentro de la estructura de la inteligencia del estado.

De todos modos tiene suerte Cristina porque estos temas van a tener que ser investigados por el juez Sebastián Casanello, de claras simpatías por el kichnerismo y por el fiscal Franco Picardi que, directamente, es un empleado fiel de Cristina.

La ex presidenta está padeciendo una tormenta perfecta porque ya tiene dos procesamientos y Bonadío le podría aplicar el tercero como suele hacer después de la declaración indagatoria.

Cristina es la última que deberá enfrentar cara a cara al juez que más odia. Pero hay 20 personas más citadas antes. Entre ellos sus hijos, Florencia y Máximo que debutarán en Tribunales. Nunca tuvieron que declarar como sospechosos.

Sobre todo porque Stolbizer dijo que la familia retiraba el dinero que Lázaro Báez y Cristóbal López depositaban en las cuentas de la sociedad familiar que era solo una pantalla para lavar el dinero sucio de las coimas que se pagaban en forma de alquileres inflados y que, en algunos casos, no se utilizaban.

Cristina está atrapada sin salida. Ella es la jefa de esa asociación ilícita. Es gravísimo y más temprano que tarde la llevará a la cárcel porque ella es la principal organizadora de esos delitos y la principal beneficiaria. Más allá de que ahora haya violado nuevamente la ley al insolventarse en forma fraudulenta.  Hubo abuso de poder al servicio de su enriquecimiento personal.

Ahora la justicia debería agilizar los tiempos procesales rumbo a los juicios orales en cada una de las causas. Y eso abre la posibilidad de que se unifiquen todas en una megacausa ya que todos los delitos están interconectados.

Las pruebas recolectadas en la causa Los Sauces muestra una vez más la impunidad con que la familia Kirchner se manejó. Dejaron los dedos pegados en todas partes porque pensaban quedarse eternamente en el poder. Como el chavismo.

Hay cuestiones insólitas. La inmobiliaria “Los Sauces” no tenía oficinas y solo dos empleados. Uno de ellos era el jardinero de Cristina. Tres años estuvo sin actividad y de golpe, hace operaciones por casi diez mil millones de pesos y tiene deudas con Lázaro por tres mil millones. No hay documentos, no hay contratos ni facturas que respalden semejante movimiento millonario. Flojos de papeles los muchachos K.

Silvina Martínez, la colaboradora de Stolbizer tiene esperanzas en que alguno de los perejiles se arrepienta y cuente. Porque hay citados contadores, empleados, escribanos, apoderados que no se enriquecieron pero que fueron cómplices, partícipes necesarios del enriquecimiento colosal, veloz e ilícito de la familia que gobernó el país durante más de 12 años.

Hay casos para una película de terror. Escuche por favor esta mojada de oreja a todos los argentinos honrados. La mansión en la que vive Cristina, ubicada en la calle Mascarello al 400 fue comprada en abril del 2010 por una empresa del Bochi Sanfelice, socio de Máximo por 200 mil pesos. Una verdadera pichincha. Unos meses después se la compró Néstor Kirchner por (ta tan ta tan) 250 mil dólares. ¿Escuchó el pase de manos? Bochi la compró en 200 mil pesos y la vendió en 250 mil dólares en unos meses. Ganó el 500 %.  Encima los tasadores de la Corte dicen que esa casa vale 570 mil dólares. Los K fueron muy tontos o demasiado vivos. Todo ocurrió en un abrir y cerrar de ojos. Como por arte de mafia.

Otra: retiraron más de 20 millones de pesos como anticipo de dividendos. Eso es más dinero del que entró. Como si la plata tuviera cría. No lo pueden explicar.

Cristina solo dice que es una perseguida  política y que todo esto lo fogonea el presidente Mauricio Macri con la idea de esconder el “desastre” de la situación económica.

Hay que extirpar la impunidad de los Kirchner, su familia y sus cómplices. Para demostrar que la justicia existe y que todos somos iguales ante la ley.

Este país saldrá del atraso cuando confirme que nadie tiene coronita y que hay traje a raya para los corruptos como pidió Néstor Kirchner para los evasores. Llegará el día en que la justicia recuperará su prestigio.

Llegará el día en que los corruptos vayan presos por más altos cargos que hayan ocupado.

Llegará el día en que condenarán a Cristina.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados